Un caso de alerta: Día Mundial del Paludismo