Skip links

Día Mundial del Cerebro: Mitos y verdades

El siglo XXI fue el comienzo de una era en la que los científicos lograron literalmente penetrar en el cerebro y desmentir los mitos sobre su funcionamiento.

Al mismo tiempo, comenzaron las pruebas de técnicas y observaciones que nos enseñaron a “descifrar” los programas que el cerebro sigue, y entrenar las habilidades necesarias desde cero a cualquier edad. Ahora, estos descubrimientos son utilizados activamente por los agentes de servicios especiales, atletas, astronautas y médicos.

A continuación te contamos mitos comunes y que nos ha enseñado la ciencia sobre ellos:

1 – Mito: los que dibujan no pueden convertirse en matemáticos.

Realidad: cuando no puedas resolver un problema difícil o debas tomar una decisión importante, dibuja. Al hacerlo, se activan ambos hemisferios, y el cerebro encuentra la decisión correcta más rápido. Las lecciones integradas han demostrado que los niños aprenden matemáticas y recuerdan la información más rápidamente si ilustran el nuevo material o simplemente hacen garabatos en el margen de la hoja.


Qué hacer: dibujar o pintar algo durante 10 a 20 minutos. Es mejor trabajar con la mano menos activa. Por ejemplo, si eres diestro, usa tu mano izquierda. Conviértelo en una actividad diaria: el efecto se notará desde el primer mes.

2 – Mito: las habilidades extrasensoriales no existen

Realidad: lo que muchos llaman el sexto sentido, suele ser desarrollado por aquellos que se ven privados de alguno de sus sentidos. Por ejemplo, las personas ciegas se concentran en la audición, el olfato y los receptores de la piel, y así sienten el espacio a su alrededor. Su cerebro se basa ​​en los datos recibidos y crea en la mente un mapa que se usa durante el movimiento.

Qué hacer: haz tareas cotidianas varias veces a la semana con tapones para los oídos, camina hacia atrás o juega a “¿Qué hay en la caja?”: con los ojos vendados, trata de determinar al tacto qué objetos hay en la caja.

3 – Mito: la leche es buena para el cerebro

Realidad: el consumo de la leche tiene muchas contraindicaciones; es más útil para el cuerpo y la mente consumir otros productos, como la crema agria. Es mejor consumir los alimentos y las bebidas cuyo efecto positivo en el cerebro aún no se ha demostrado ocasionalmente, incluidos el vino y el chocolate.

La obesidad destruye las conexiones entre las neuronas, y el azúcar y las grasas trans causan inflamaciones. El cerebro cambia a un enfermizo modo de baja energía y cae en depresión. La falta de alimentos también lleva al cerebro al desequilibrio: pone todas sus fuerzas en conseguir comida, y la persona se vuelve agresiva e irritable. La vida del cerebro se reduce, el riesgo de desarrollar enfermedades cerebrales aumenta.

Qué hacer: incluye en tu dieta el pescado graso, nueces, frutas y verduras. Comienza una dieta cetogénica, siempre consultando con un médico primero.

4 – Mito: beber café todos los días es bueno para la memoria

Realidad: la cafeína mejora la función cerebral y puede retrasar las alteraciones de la memoria relacionadas con la edad, pero no es necesario consumir café regularmente. Lo que te ayudará a mejorar significativamente la memoria y aumentar la cantidad de conocimiento y vocabulario es leer en grandes volúmenes.

Qué hacer: lee 1 o 2 libros de diferentes géneros por semana. Vuelve a leer los libros viejos para “sobrescribir los datos”: si la información no se usa durante un tiempo prolongado, el cerebro la elimina de la memoria.

5 – Mito: estimular los centros de placer hace que el cerebro funcione mejor

Realidad: la hormona dopamina causa una sensación de placer cuando comes dulces, bebes alcohol o te enamoras. Estimula el cerebro brevemente, lo que le obliga a trabajar duro, y luego reduce la eficiencia exigiendo una nueva “dosis”.

La hormona que puede estimular el cerebro durante mucho tiempo y sin causarle daño es la serotonina. Se libera cuando haces algo que te permite auto-desarrollarte, cuando te ríes o compartes un pasatiempo favorito, como ver una película o comer, con una persona que te resulta agradable. En estos casos puedes hacer una excepción y permitirte compartir un dulce o una copa de un buen vino junto a la persona querida.

Qué hacer: pasa más tiempo con amigos, viaja, conoce gente nueva y trata de compartir cosas agradables con tus seres queridos.

Ahora que conocés la respuesta de estos cinco mitos, ¿Te animas a probar las opciones para mejorar y entrenar tu cerebro?

¡Comencemos hoy!


Fuentes:
. “5 formas de ejercitar tu cerebro para estimular tu memoria y concentración” – Grupo Geard
. “Gimnasia mental; cómo entrenar tu cerebro” – Sanitas España
. “Los beneficios de entrenar el cerebro duran hasta 10 años” – Marisa Fernández, Neuropsicóloga

Leave a comment