Skip links

¿Se puede trabajar y estudiar al mismo tiempo?

Cada persona afronta estas tareas de una forma particular, ya que para algunos se vuelve muy tedioso, mientras que otros se ven beneficiados al tener horarios bien delimitados.

En nuestro país la educación tiene una alta demanda de gastos, y se vuelve necesario contar con una fuente de ingresos que permita solventar esa salida de dinero.

Pero además del punto anterior, animarte a llevar ambas cosas en paralelo puede resultar muy bueno en varios aspectos.

A continuación te contaremos algunas ventajas que adquieren aquellas personas que trabajan y estudian, y algunas cuestiones prácticas que podés implementar para que estas tareas no te terminen agobiando o desalentando.

¿Cómo me beneficia trabajar y estudiar a la vez?

  • Mejorás tu currículum vitae: Trabajar y estudiar a la vez convertirá tu CV en una candidatura más cualificada. Además de sumar una experiencia y una formación en el currículum, sumarás “proactividad”, “trabajo bajo presión” e “iniciativa”. Estos son conceptos que no pasarán desapercibidos entre los reclutadores. 

 

  • Podés recibir cartas de recomendación: Aunque es poco usual, recibir una carta de recomendación es, sin duda, un añadido muy positivo en tu carrera profesional. Este puede ser un documento, o incluso la recomendación verbal hacía otras empresas. Una recomendación puede llevarte a tu primer empleo especializado o hacer que escales en tu rango profesional.

 

Reducís los gastos académicos: En muchas ocasiones, estudiar implica un gran esfuerzo económico, en especial los grados, másteres y postgrados, y no siempre se tienen los recursos económicos para hacerles frente. Con un trabajo a tiempo parcial, tu salario te permitirá cubrir, o cómo mínimo amortiguar, este gasto extra.

Paso a paso: estudia y trabaja a la vez

Lógicamente, ambas tareas van a resultar en un gran agotamiento, y por momentos hasta se volverán tediosas, por eso necesitas aprender a gestionarlas, pero ¿Cómo?:

  • Organizá tu tiempo: Dosifica tiempos y energía. Priorizá lo más importante en cada momento y deja para más tarde (o el día siguiente) lo que pueda esperar. Recordá que tu salud siempre debe ser lo primero, así que guardá tiempo para comer bien, no abuses del café, haz ejercicio y descansa.

 

  • Ponte una meta realista: Asumí proyectos que creés que podés conseguir y no aquellos que te gustaría conseguir. Aplazá ese curso que te gustaría realizar o dedica menos horas a otros proyectos. Se trata de mantener una productividad razonable a la vez que perseguís tus objetivos.

 

  • Elegí bien tus estudios: Busca un centro de estudio cerca de tu domicilio, una escuela con horarios flexibles o incluso sumate a los estudios online. 

 

  • Buscá un trabajo adecuado: Marcá tus prioridades en tu búsqueda de empleo. Aunque no siempre podés elegir las condiciones, lo más acertado será un trabajo a media jornada o con horario flexible, que te permita cursar tus estudios correctamente.

 

  • Guardá tiempo para el ocio: No olvides tu tiempo libre. Unas horas de distracción a la semana te ayudarán a recargar las pilas y a afrontar tu trabajo y tus estudios. Con una buena planificación, tendrás tiempo para el trabajo, los estudios y tus actividades de ocio.

Como ya habrás notado, no es sencillo, pero tampoco es imposible, y los resultados a largo plazo van a ser beneficiosos.

Animate y comenzá.

 


Fuentes:
– 5 claves para estudiar y trabajar al mismo tiempo – Universia Chile – https://noticias.universia.cl/educacion/noticia/2016/02/23/1136583/5-claves-estudiar-trabajar-mismo-tiempo.html
– Estudiar y trabajar al mismo tiempo. ¡Sí, se puede! – E Titulo – https://www.etitulo.com/2014/07/04/estudiar-y-trabajar-es-posible/
– ¿Cómo es trabajar y estudiar al mismo tiempo? – Profesionistas México Org. – https://profesionistas.org.mx/como-es-trabajar-y-estudiar-al-mismo-tiempo/

Leave a comment